Filtrar por
Filtrar por

Comprar una planta de sedum es una excelente elección para cualquier apasionado de la jardinería, ya sea un principiante o un experto. Los sedums son conocidos comúnmente como “siemprevivas”, porque son resistentes y pueden sobrevivir en una amplia gama de condiciones climáticas.

Son plantas suculentas versátiles, ya que hay variedades de sedum que permiten su cultivo en maceta, otras son más aptas para plantarlas en un jardín y si estás pensando en hacer una rocalla, un sedum es un acierto seguro

Durante la época de floración atraen a mariposas y otros polinizadores, por lo que los sedums también pueden contribuir a fomentar la biodiversidad en tu espacio al aire libre.

Variedades de sedum

Existen más de 400 especies de sedum en todo el mundo, lo que proporciona una asombrosa variedad de opciones para los amantes de las plantas.

El género Sedum presenta plantas con una amplia gama de formas y colores. Algunas variedades son rastreras, otras son más colgantes o arbustivas. Es importante conocer un poco la variedad de sedum que tenemos porque algunos de ellos pierden los tallos durante el otoño y pasan el invierno en forma de pequeñas rosetas a ras de suelo que serán los futuros tallos que se desarrollarán en primavera, unos ejemplos pueden ser Sedum takesimense ‘Atlantis’ y las variedades sunsparkler y spurium.

Para el cultivo en macetas aconsejamos los de hojas más carnosas como Sedum adolphii y Sedum clavatum.

¿Cómo se cuida la planta de sedum?

El cuidado de esta planta es relativamente sencillo, lo que la convierte en una opción popular para personas apasionadas de las plantas de todos los niveles de experiencia. Estas suculentas prosperan en suelos bien drenados y requieren al menos unas horas de luz solar directa.

Durante la época vegetativa, riega de forma moderada, permitiendo que el sustrato se seque entre riegos para evitar problemas de pudrición de raíces. En la época invernal se deben de moderar los riegos cuidando que la tierra no quede húmeda durante varios días.

Las necesidades de fertilización son bajas; aplicar un fertilizante equilibrado diluido en primavera y verano es suficiente.

Los sedum permiten podas ocasionales para mantener su forma y eliminar hojas o tallos dañados y podremos plantar esos tallos para conseguir más plantas. Además, en invierno, es posible proteger tus sedums de las heladas cubriéndolos con mantillo o una capa de hojas secas.

Con estos cuidados esenciales, tu planta de sedum florecerá y se desarrollarán, añadiendo belleza y un toque de naturaleza a tu jardín o espacio interior.

envio

Envío en 48 – 72 horas

nacional

Gastos de envío 5,90€ y gratuitos a partir de 49€

seguridad

Pago seguro

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies